top of page
  • Foto del escritorEstamos Listas

Un Viceministerio de las Mujeres para Colombia


Estamos Listas participó el pasado 4 de febrero de 2023 en la Audiencia Pública, “Las mujeres

incidimos en la construcción del Ministerio de la Igualdad”, realizado en Marinilla, Antioquia. Este fue un espacio político y de debate donde pudimos encontrarnos con otras organizaciones y lideres feministas que le apuestan a una institucionalidad que apueste por la vida y los derechos de las mujeres en su diversidad.


En este espacio, Estamos Listas presentó su iniciativa de crear un Viceministerio de las Mujeres, dentro del Ministerio de la Igualdad y Equidad, liderado por la vicepresidenta Francia Márquez, a quien desde el 2021 hemos acompañado en su camino para llegar al gobierno, y que desde nuestra independencia también queremos aportar para el desarrollo e implementación de políticas de inclusión y diversidad con enfoque feminista.


La propuesta del Viceministerio de las Mujeres fue construida de manera colectiva, generando discusiones internamente sobre el porqué de una estructura y presupuesto independiente para las mujeres en toda su diversidad y movilizando los imaginarios de nuestras militantes sobre el Estado Feminista.


Aquí les compartimos el documento resultante de la reflexión colectiva de nuestras militantes y que fundamenta nuestra apuesta por el Viceministerio de las Mujeres.


Propuesta para la creación de un Viceministerio de las Mujeres


La institucionalidad feminista es indispensable para construir desde el Estado otras formas de intervenir la situación estructural de la desigualdad, discriminación y violencias contra las mujeres, debe entenderse como la oportunidad de que se reconozcan estas situaciones como problemas públicos que deben resolverse desde el Estado. Institucionalizar las problemáticas de desigualdades de género permite disponer de recursos, programas y estrategias con nuevos sentidos y formas cuyo objetivo primordial es garantizar de manera igualitaria los derechos humanos de las mujeres a partir del cambio tanto en la forma como en el fondo del desarrollo de las funciones y políticas públicas.


El Viceministerio permitiría que estas problemáticas sean reconocidas como asuntos de interés público y por tanto, se desplieguen todas las condiciones simbólicas y materiales para diseñar agendas concretas transversales a las demás carteras ministeriales y se generen indicadores que permitan monitorear la reducción de las desigualdades de género. Acciones que implican el cambio de referentes cognitivos, modificación de marcos de sentido e incorporación de valores equitativos.


Según la Plataforma de Acción Mundial (PAM) 1 le corresponde a la institucionalidad estatal:


● Contrarrestar los mecanismos que generan desigualdad en sus distintos ámbitos de

intervención.


● Implementar políticas de carácter integral que atiendan a la multicausalidad de la

desigualdad de género.


● Reconocer y favorecer la participación de las mujeres como interlocutoras en distintos

espacios públicos e institucionales.


Para cumplir con unos objetivos coherentes con los postulados feministas esto es, se encargue de implementar acciones públicas que transformen las condiciones estructurales que generan las desigualdades para las mujeres en todas sus diversidades es necesario, que:


1. Todas las acciones tengan un enfoque feminista con indicadores concretos de impacto y

resultado. No correr el riesgo de que se legitime un enfoque familista o netamente

poblacional.


2. Tenga un lugar simbólico tanto dentro del Ministerio como al interior del gobierno, que

permita una interlocución entre pares y no el desarrollo del “tema de las mujeres”. Con

capacidad de negociación y articulación con las demás carteras ministeriales.


3. Cuente con presupuesto suficiente para el desarrollo de acciones públicas que reduzcan el

problema público de las desigualdades de las mujeres.


4. Tenga capacidad política para incluir en la agenda pública las diferentes acciones que se

requieren para adecuar al aparato estatal con las nuevas exigencias internacionales en

términos de obligaciones jurídicas.


5. Incorpore mecanismos de democratización que permitan una articulación permanente de

diálogo y concertación con el movimiento de mujeres, los movimientos feministas, las

organizaciones sociales y todas aquellas personas y entidades que hacen parte de la

solución del problema público.


6. Diseñe políticas que vayan más allá del reconocimiento y pasen a ser políticas de

redistribución en todos los ámbitos públicos y privados; en dónde pueda garantizarse de

manera efectiva la redistribución significativa de oportunidades y poder entre hombres y

mujeres desde la política, la economía, el presupuesto público y el cuidado.


7. Incorpore acciones afirmativas al interior del Estado y el desarrollo de normas que

garanticen la efectividad de los derechos humanos de las mujeres.


8. Tenga capacidad de coordinar las diferentes políticas públicas que reducen la

precarización de las mujeres y aumentan su autonomía y desarrollo de libertades.


9. Cuente con personal experto con perspectiva feminista para el desarrollo de las funciones

del viceministerio, con la suficiente capacidad técnica, epistémica y relacional, que soporte

los cambios que deben realizar al interior del Estado y en el ámbito social.

10. Desarrolle capacidad de articulr las funciones con las demás institucionalidades de

género territoriales


 

1 La Institucionalidad de género en el Estado: Nuevas perspectivas de análisis. Virginia Gúzman. 2001. ONU




Comments


bottom of page